viernes, 15 de mayo de 2009

Escribiendo hacia delante: De la televisión analógica a la ubisensación digital


Hola. ¿Qué tal? Si no me falla el ALTERA E-T, que lleva unas semanas un poco caprichoso, estarás leyendo esto en mayo de 2009, aunque yo lo estoy escribiendo en mayo de 2049. En mayo de 2009 se produjeron algunas cosas interesantes, a ver si no me falla la memoria: por primera vez hay un lehendakari no nacionalista, el Barça gana la liga después de fulminar al Madrid en el Chamartín (perdón, en el Bernabéu, que en esa época aún se llamaba así), la Champions contra el Chelsea en un partido trepidante y espectacular, pero no la Copa del Rey ante el Athletik de Bilbao. La macro crisis global financiera, económica, social y política del 2008-2011 estaba en su punto álgido (o mejor dicho en su punto más bajo). Las elecciones europeas... bueno, ya os he contado muchas cosas, sólo diré que hubo sorpresas.

Pero hoy no quiero hablaros ni de política, ni de economia, ni de deportes. Quiero hablar de medios de comunicación. Ya en esa época se anunciaba el apagón analógico, que consistía en el cambio de tecnología para la televisión, pasando a tener una televisión digital. Después de algunos "problemillas" y retrasos, ya se impuso la TDT.

En otro ámbito de cosas, y después de la nueva televisión pública que decidió el gobierno (televisión al servicio público y sin financiación por publicidad) hubo muchos cambios en el panorama televisivo español:

La 1 se quedó corta de presupuestos, dejó de pujar por los acontecimientos deportivos, perdió las motos y el tenis en la mejor época deportiva de España en ambos deportes, sin ciclismo cuando nació el TGV (Tour-Giro-Vuelta, una macro carrera exitosa que surgió después de todas las oleadas y escándalos por dopping de los 90 y los 00), por supuesto el fútbol... se quedaron únicamente con el baloncesto y las olimpiadas.

Todo esto, unido a la vocación de servicio público, hizo que girara hacia una televisión más discreta pero de más calidad y menos basura-espectáculo como la que abundaba en 2009, lo cual conllevó una drástica disminución de la audiencia en aquellos años.

Esto provocó la desaparición de la 2 y de la mayoría de las autonómicas, en el mayor declive de lo público; pero justo eso y una oleada de fusiones extrañas, controvertidas y relativamente exitosas (A3 con la Sexta y T5 con Cuatro) más algunos cambios en las costumbres de los españoles (horario más europeo, empezó a estar mejor vista la cultura frente a la telebasura gracias a algunas figuras clave emblemáticas que hicieron buena "publicidad") más una innovación tecnológica que implantó pioneramente la 1 que convirtó la televisión (Visión a distancia) en ubisensación (transmisión de elementos sensoriales a/desde todos los lugares) situó a la 1 en la élite del sector, teniendo audiencias millonarias y shares arrasadores. Ya no se llama "tele", ahora se llama "ubi".

Todas las tonterías que aparecían en las pelis de ciencia ficción de los 90 son una realidad hace mucho (ver varios canales a la vez, llamarlos por la voz, una pantalla tridimensional de más de 100 pulgadas sobre cualquier pared de la casa, videoconferencias con los familiares, integración total con los videojuegos, etc). Ahora uno puede elegir y decidir qué quiere ver de una forma mucho más interactiva, con una increíble autonomía para ver (sentir) lo que uno desee en cada momento. Se puede elegir entre decenas de miles de películas, series, conciertos, eventos deportivos, todos archivados en los servidores y accesibles desde el ubi de casa. Hay cientos de miles de sintros (especie de cámaras, pero que transmiten mucho más que la imagen) repartidas por todo el mundo, que uno puede operar según su deseo para moverse, ver lo que pasa, conocer las distintas realidades, estar informado al minuto... Uno envía sus opiniones sobre todas las emisiones, que se procesan online y sirven para adaptar la programación de forma casi inmediata. Las sensaciones que se reciben son increíbles, reales, completas. Olores, sabores, vértigo, velocidad, miedo, alegría... Uno puede parametrizar todos estos niveles igual que el volumen o el color en el 2009.

Bueno, os dejo, que quiero volver a ver la carrera de F1 de Barcelona de 2009, que fue de las buenas. Chao!

Para más información sobre "Escribiendo hacia delante" o más "Cartas desde 2048", visitad http://escribiendohaciadelante.blogspot.com/

2 comentarios:

inesuja dijo...

dos cosicas: la primera que te falla una miaja la memoria ya que la copa del rey (¿en el 2049 sigue siendo del rey, o ahora es de la república o del imperio o...?) del año 2009 la ganó el barcelona. en otro orden de cosas, me alegro de que la "tele" se haya transformado en "ubi" para bien, porque la verdad es que está para mandarla a la "uvi"

Mai dijo...

Ahora estoy en 2009 y no sé cómo escribiré eso, seguramente pensé que con la primera media hora era suficiente...

Respecto a la tele, por lo que parece, en algún momento está apunto de entrar en coma, pero se recuperará...

Respecto a cómo se llamará la copa en 2049... a ver si lo escribo en la próxima...

 
PageRank Google